Índice de rayos ultravioleta

A través de esta descripción se puede observar qué tan peligrosos son los rayos UV-A y UV-B para la piel.
Para dismunuir el riesgo de cáncer a la piel, se debería usar de todas formas una crema solar con protección UV.

UV-Index La formación de quemaduras de sol dependiendo del tiempo de bronceado
8 Menos de 20 min
6 – 7 De 20 a 30 min
4 – 5 De ½ hasta ¾ de hora
1 – 3 Más de una hora

Ya que esta información no concierne a todas las personas por igual, recomendamos ver los tipos de piel.

El cáncer de piel es el cáncer más común. La razón principal es la falta de consciencia sobre el peligro que representan los rayos UV-A. Por este motivo es fundamental tener una protección responsable contra los rayos UV-A y UV-B. Los rayos UV-A dañan no solo la epidermis, sino también la capa inferior llamada dermis, ocasionando daños a las células allí presentes. Además se reduce la tersura de la piel desarrollándose así arrugas y provocando el envejecimiento prematuro.

En cambio, los rayos UV-B atacan la epidermis, la cual se protege con ayuda de la melanina. Es por eso que la piel se ve bronceada, pero este hecho no es más que un mecanismo de protección de la piel. Esto significa que cuando la piel recibe más rayos UV-B de los que puede protegerse, entonces se produce la quemadura de sol y a largo plazo, cáncer de piel.